El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este viernes que tiene el «derecho absoluto» e incluso la obligación de combatir la corrupción «aún si eso significa pedir la ayuda de otro país», mientras en el Congreso avanza una investigación que podría conducir a un juicio político contra el mandatario.
«Como presidente tengo una obligación de poner fin a la corrupción, aún si eso significa pedir la ayuda de un país, o países, del extranjero», escribió el mandatario estadounidense en su cuenta Twitter.
«Esto nada tiene que ver con la política o con una campaña política contra los Biden», añadió. «¡Esto tiene que ver con su corrupción!».
El presidente es objeto de una investigación legislativa por haber presionado a Ucrania para que investigara los negocios en ese país de Hunter Biden, hijo del ex vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, aspirante a la candidatura demócrata para las elecciones presidenciales de 2020.
En un mensaje similar publicado anoche en su cuenta de Twitter, Trump sostuvo que como presidente tiene «un derecho absoluto, quizá incluso un deber, de investigar o hacer que se investigue la corrupción y eso incluiría pedir, o sugerir, a otros países que nos ayuden».
El presidente, en un encuentro este jueves con periodistas en la Casa Blanca, dijo que China también debería investigar supuestos negociados de Biden en ese país, aunque aseguró que no ha hecho una petición en ese sentido a las autoridades de Pekín.
Con información y foto de EFE

Comentarios