Relacionada con una alteración atmosférica en el Golfo de México, podría convertirse en huracán hacia el fin de semana, y elevar el nivel del río Mississippi al borde de los diques protectores de la ciudad.
El Centro Nacional de Huracanes prevé que el sistema se convierta en huracán para el viernes.
Las autoridades informaron que una serie de tormentas eléctricas desde el interior del Golfo, azotaron la mañana del miércoles Nueva Orleans, donde se registraron hasta 18 centímetros de lluvias en un lapso de tres horas.
Las calles se convirtieron en pequeños ríos de aguas rápidas que voltearon botes de basura y levantaron escombros de madera. El agua alcanzó las puertas de varios autos y otros vehículos fueron abandonados. En tanto, personas a bordo de kayaks remaron en algunas de las calles.
El gobernador John Bel Edwards, declaró un estado de emergencia y se desplegará a tropas de la Guardia Nacional y vehículos anfibios en toda la entidad en anticipación a los próximos aguaceros.
 

Redacción Radio Centro Noticias

Foto: AP

Compartir

Comentarios