Luego de varios días de desacuerdos y discusiones, el pleno de la Cámara de Diputados eligió por mayoría calificada a la diputada del PAN, Laura Rojas para presidir la mesa directiva.

En el cuarto intento los coordinadores parlamentarios lograron el acuerdo, pero los panistas debieron cumplir condiciones planteadas por Morena.

Horas antes de la media noche, cuando vencía el plazo, Porfirio Muñoz Ledo advertía del riesgo de crisis constitucional de prolongarse los desacuerdos.

Finalmente, por la tarde se dio a conocer que la diputada panista Laura Rojas ocuparía la presidencia en lugar de Muñoz Ledo, y los tres vicepresidentes serían Dolores Padierna de Morena, Marco Antonio Adame del PAN y Dulce María Sauri Riancho del PRI.

La fórmula fue aprobada por el pleno por 349 votos a favor, con lo que alcanzó mayoría calificada cinco horas antes de que venciera el plazo que marca la Ley Orgánica de la Unión.

La condición que impuso Morena para aceptar la presidencia panista fue que se propusiera a candidatos que no hubieran agraviado al presidente saliente, Porfirio Muñoz Ledo, durante el debate sobre su reelección. Además, garantizar una conducción institucional de los trabajos de la Cámara de Diputados.

Al hacerse el relevo, Porfirio Muñoz Ledo quien había renunciado al cargo, fue despedido aún con gritos de reconocimiento a su trayectoria y congruencia.

Con información de Antonio Guzmán

Redacción Radio Centro

Foto: Twitter/ @CanalCongreso

 

Comentarios