Un hombre de 62 años de edad se prendió fuego en la capital de Corea del Sur en protesta por el servicio privado de transporte de personas, que a pesar de las regulaciones sigue su expansión.
Este es el tercer caso que se registra contra el servicio de transporte privado que ofrece la empresa Kakao, el hecho ocurrió frente al edificio de la legislativa Asamblea Nacional, aunque en esta ocasión el conductor tras prenderse fuego sentado en su vehículo, fue rescatado y llevado a un hospital cercano.
Esta empresa recibió la primer ola de protestas en octubre, cuando anunció un plan para ampliar su oferta de transporte y ofrecerla como empresas similares lo hacen en el resto del mundo, pues hasta esa fecha recurría a los taxistas autorizados.
En 2015 la Asamblea Nacional surcoreana emitió una ley que permite el servicio de aplicaciones para solicitar servicios de taxi pero solo con conductores autorizados, y cuando se trate de horas de gran demanda sí puede recurrirse a conductores sin ese permiso.
Redacción: Radio Centro Noticias
Foto: Twitter

Comentarios