Los trabajos de renovación de la catedral de Notre Dame de París, afectada por un incendio en abril pasado, fueron interrumpidos este jueves mientras se revisan las reglas de precaución para los trabajadores expuestos a residuos de plomo.
Michel Cadot, prefecto del departamento de París, alegó que las medidas de precaución, como el uso de trajes especiales o de jabón descontaminante, «no se aplicaban suficientemente».
«Quise frenar el ritmo de las obras para que se establezcan normas claras, de acuerdo con las exigencias de la inspección de trabajo», explicó Cadot.
El incendio en la catedral gótica de 850 años de antigüedad el 15 de abril, hizo que se derritieran varios cientos de toneladas de plomo, contenido en la estructura, el techo y la aguja del monumento.
Como resultado, algunas áreas están «contaminadas con plomo, como el interior de la catedral», señaló.
Durante el período de suspensión, que durará «unos días», se redactarán «reglas de funcionamiento», dijo el funcionario, que añadió que los trabajadores recibirán una formación específica.
Por otra parte, dos escuelas ubicadas en el mismo barrio de Notre Dame, en el corazón de París, fueron cerradas como medida de precaución, debido a una concentración alta de plomo. Estos establecimientos acogían a 180 niños para cursos de verano.
Redacción Radio Centro

Comentarios