Los abogados de Rosario Robles aseguran que la inhabilitación por 10 años que le impuso la Secretaría de la Función Pública no tiene fundamento administrativo y mucho menos legal.
Explicaron que fue sancionada porque supuestamente omitió declarar una cuenta bancaria con 2 mil 887 pesos que nunca utilizó.
Su cliente nunca reconoció esta cuenta de Banco Santander, la cual tampoco tuvo movimientos en toda su existencia y que por inactividad fue cancelada en 2016, ocho años después de haber sido abierta y cuyos recursos fueron transferidos a la cuenta concentradora de la institución financiera.
La defensa jurídica de Rosario Robles indicó que esta inhabilitación contrasta con verdaderas omisiones de funcionarios públicos que actualmente están en servicio y que escondieron fortunas por más de 800 millones de pesos en bienes inmuebles.
En una clara alusión a Manuel Bartlett, dijeron que pese a que ocultó esta información en su declaración patrimonial no ha sido sancionado, ello demuestra que en el gobierno federal la justicia se pretende aplicar por consigna, con displicencia y parcialidad, señalaron.
Los abogados dijeron que la resolución de la Secretaría de la Función Pública una vez más confirma la persecución política a la que está siendo sometida la extitular de la Sedesol.
Los abogados, encabezados por Julio Hernández, advirtieron que apelarán esta injusta e irracional resolución con todos los medios que las leyes les otorgan.
Con información de Miguel Luna
Foto: @Rosario_Robles_

Comentarios