A pesar de las advertencias de la policía, cientos de manifestantes en Hong Kong rebasaron la zona delimitada en la última de una serie de marchas contra el gobierno del territorio semiautónomo chino.
«¡Huelga el lunes!» gritaban los inconformes mientras llenaban las calles de un distrito comercial, donde la mayoría de los establecimientos cerraron sus puertas en previsión de una protesta prolongada.
Desde el inicio de las protestas a principios de junio, algunos de los participantes causaron destrozos en edificios y arrojaron ladrillos, mientras que la policía respondió lanzando gases lacrimógenos y balas de goma.
En otra manifestación registrada este sábado, gente vestida de blanco se congrego en un parque de Hong Kong para expresar su apoyo a la policía.
 

Con información y foto de AP

Compartir

Comentarios