La leche materna, además de ser la primera vacuna que protege al recién nacido de diversas enfermedades, también favorece de manera importante su desarrollo psicomotor, coeficiente intelectual y autoestima.
 
En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se conmemora del 1 al 7 de agosto, la doctora Elina Alvarado de Luzuriaga, Jefa del Área de Atención Prenatal del IMSS, explicó que este vital líquido es el alimento más seguro para el bebé en los primeros dos años, ya que le provee la cantidad y calidad exacta de nutrimentos que requiere para su óptimo desarrollo.
 
Agregó que también ayudará al menor a disminuir el riesgo de infecciones respiratorias, diarreas, sobrepeso, obesidad, así como estreñimiento y cólicos.
 
Resaltó que para la mamá alimentar a su bebé con leche materna también le traerá múltiples beneficios como son la disminución del sangrado posterior al alumbramiento, ayudará a que el útero regrese a su tamaño normal y disminuirá el riesgo de padecer osteoporosis, cáncer de mama, ovario, hipertensión, anemia, estrés y depresión post-parto.
 
La especialista del IMSS recomendó a las mamás que por razones de trabajo no puedan alimentar a sus bebés, amamantar a los pequeños antes de salir de casa y extraer la leche 15 días antes de su ingreso a laborar y depositarla en un recipiente de cristal de boca ancha con tapa de rosca y debidamente etiquetado.
 
Con información y foto de IMSS

Compartir

Comentarios