El hombre que estaba enmascarado, armado y con gasolina, mantenía como rehenes a unos 40 pasajeros y al conductor de un autobús en esa ciudad brasileña, a los que amenazó con incendiar el vehículo.
Francotiradores de la policía abrieron fuego contra el secuestrador cuando éste salió del autobús y aventó una mochila hacia donde estaban los policías y militares.
La Policía Federal de Carreteras y la Policía Militar mantuvieron negociaciones con el hombre, al amanecer de este martes, en un puente especialmente transitado entre el suburbio de Sao Gonçalo y el centro de Río de Janeiro.
En el transcurso de las negociaciones, seis personas fueron liberadas y contaron a las autoridades que el hombre arrojó gasolina en el interior del autobús y amenazó con prenderle fuego.
Asimismo, dijeron que el hombre, quien no hizo petición concreta alguna, se identificó como policía, algo que no ha sido confirmado.
Sao Gonçalo es un suburbio violento y empobrecido, separado de Río de Janeiro por la Bahía de Guanabara.
Redacción Radio Centro

Comentarios