De acuerdo con datos oficiales provisorios divulgados en plena polémica internacional sobre la preservación del mayor bosque tropical del planeta, la deforestación de la Amazonia prácticamente se duplicó entre enero y agosto, totalizando seis mil 404.4 kilómetros cuadrados, frente a tres mil 336.7 km2 en el mismo periodo de 2018.
La deforestación en Brasil se mantenía en los niveles de los últimos años, pero en los últimos cuatro meses se disparó: 738.2 km2 en mayo 34.1 por ciento más, dos mil 255.4 km2 en julio y mil 700.8 km2 en agosto, es decir, 91.90 por ciento más.
Según especialistas y ambientalistas, la escalada se explica por la presión de madereros y ganaderos alentados por el apoyo del presidente Jair Bolsonaro a la apertura de reservas indígenas y áreas protegidas para esas actividades y la minería.
La polémica arreció con la multiplicación de las quemas, con 97 mil 972 focos de incendio en todo Brasil desde enero hasta el sábado 7 de septiembre -en alza de 53 por ciento respecto al mismo periodo de 2018-, un 51.4 por ciento de ellos en la región amazónica.
Redacción: Radio Centro
Foto: @CONAFOR

Comentarios