Una dieta adecuada, poner en marcha un régimen de ejercicio físico y no excederse en el consumo de calorías, son el mejor tratamiento contra la acantosis pigmentaria, también conocida como acantosis nigricans.

Eduardo Medina García, especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social detalló que el padecimiento se distingue por el engrosamiento y la pigmentación oscura de la piel en los pliegues del cuerpo, tales como cuello, codos, rodillas, ingles y brazos, y tiene su origen principalmente en la resistencia a la insulina vinculada a la prediabetes.

El coordinador de Medicina Interna del Hospital General Regional Número 72 del IMSS en el Estado de México, señaló que, aunque no se trata de una enfermedad, el tratamiento a quienes lo padecen se dirige a la enfermedad base, en la mayoría de los casos la obesidad y la incapacidad del cuerpo para utilizar la insulina en concentraciones normales.

Si el paciente baja de peso la resistencia a la insulina disminuirá y éste también dejará de tener ese estímulo para que la piel se engrose.

Subrayó que el tratamiento a largo plazo debe ser la prevención, por lo que es necesario concientizar e involucrar al paciente en su padecimiento.
Eduardo Medina García, especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social detalló que el padecimiento se distingue por el engrosamiento y la pigmentación oscura de la piel en los pliegues del cuerpo, tales como cuello, codos, rodillas, ingles y brazos, y tiene su origen principalmente en la resistencia a la insulina vinculada a la prediabetes.
El coordinador de Medicina Interna del Hospital General Regional Número 72 del IMSS en el Estado de México, señaló que, aunque no se trata de una enfermedad, el tratamiento a quienes lo padecen se dirige a la enfermedad base, en la mayoría de los casos la obesidad y la incapacidad del cuerpo para utilizar la insulina en concentraciones normales.
Si el paciente baja de peso la resistencia a la insulina disminuirá y éste también dejará de tener ese estímulo para que la piel se engrose.
Subrayó que el tratamiento a largo plazo debe ser la prevención, por lo que es necesario concientizar e involucrar al paciente en su padecimiento.
Con información de Rosario González

Foto: IMSS

Compartir

Comentarios