Aunque había negado tener una cuenta bancaria en ese país europeo, este viernes, el gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo, aclaró que existió el registro pero quedó cancelado en 2012 y que en realidad nunca lo utilizó porque no hubo depósitos, ni retiros.
En un comunicado, el mandatario estatal se deslindó del uso de la cuenta y señaló que sólo quedó el registro bancario de la apertura.
Afirmó que en la actualidad la cuenta ya no existe pero que formó parte de una sociedad que se conformaría para el negocio de estacionamientos en el que había sido invitado a participar.
De manera personal, el gobierno mexiquense envió una carta a el periódico El País, en la que el priista señaló que fue un error abrir dicha cuenta.
En entrevista radiofónica con el periodista Julio Astillero, en Radio Centro, el colaborador del diario español, Joaquín Gil, confirmó este viernes que el mandatario estatal se corrigió a sí mismo y retomó lo dicho por Del Mazo Maza respecto a que durante su administración como presidente municipal de Huixquilucan decidió emprender una actividad empresarial no relacionada con el servicio público por lo que abrió una cuenta de ahorros por 1.5 millones de euros en la Banca Privada d’Andorra (BPA) para iniciar el negocio.
Según el diario El País, un acta interna del banco menciona que el gobernador Alfredo del Mazo poseía el 10 por ciento de las acciones de la compañía de aparcamientos Pumasa SA de CV., que obtuvo mediante cesión de participaciones adquiridas al accionista Daniel Madariaga.
Redacción Radio Centro

Foto: AP

Comentarios