La protesta fue convocada por las centrales sindicales en rechazo a la reforma jubilatoria que se discute en el Congreso y a los recortes en el presupuesto para la educación.
En Sao Paulo y algunas ciudades del país se realizan bloqueos en avenidas principales, por lo que el transporte público ha resultado afectado parcialmente. Un grupo de manifestantes quemó neumáticos en una de las principales autopistas paulistas y la ocupó al grito de Paro general.
En el centro de Rio de Janeiro la policía arrojó gases lacrimógenos a los manifestantes que intentaban bloquear la Avenida Brasil, que comunica a la terminal de autobuses. Las fuerzas de seguridad liberaron el área y no hubo reporte de heridos.
Este el primer paro general en dos años contra una reforma considerada clave por el gobierno para reactivar una economía alicaída.
La administración de Bolsonaro pretende elevar las edades jubilatorias a 65 años para los hombres y 62 para las mujeres e incrementar las contribuciones de los trabajadores activos.
Con información y foto de AP

Compartir

Comentarios