Por temor a ser entregado a España, el líder independentista catalán, Carles Puigdemont, renunció a acudir a Estrasburgo, aseguró su abogado Gonzalo Boye en esta ciudad francesa, donde se manifestaban 10 mil personas en apoyo al político.
La nueva Eurocámara arrancó su nueva legislatura este martes en Estrasburgo, con al menos tres escaños vacantes, el de Puigdemont, así como el de los políticos catalanes Toni Comín y Oriol Junqueras, que no cumplieron todos los requisitos exigidos en España.
Para expresarles su apoyo, unas 10 mil personas se manifestaron ante la sede de la Eurocámara, portando banderas independentistas catalanas y al grito de libertad.
Puigdemont y Comín, residentes en Bélgica y sobre quienes pesa una orden de detención en España por el intento de secesión en octubre de 2017, no acudieron a Madrid para prestar juramento ante la administración electoral española.
A Junqueras, en prisión preventiva en España acusado de rebelión y a la espera de la sentencia, la justicia no le autorizó salir de prisión para jurar el cargo y completar así los trámites necesarios en la junta electoral.
Los tres escaños quedaron vacantes en el nuevo hemiciclo, que se constituyó este martes, al no formar parte de la lista de eurodiputados electos enviada por España a la Eurocámara.
«Mis vecinos Carles Puigdemont y Antonio Comin ni siquiera acudieron a la sesión inaugural del Parlamento Europeo. Han levantado dos banderas para mantener sus asientos libres», escribió en su cuenta de Twitter el alemán Martin Sonneborn, miembro del Parlamento Europeo de Alemania.
Redacción Radio Centro Noticias
Foto: @MartinSonneborn

Compartir

Comentarios