Las protestas de las últimas horas en Hong Kong han provocado la suspensión del servicio de la red ferroviaria y el cierre de centros comerciales, tiendas y bancos.
Este sábado, la ciudad semiautónoma vive una jornada de manifestaciones violentas, luego de que el gobierno promulgó una ley que prohíbe el uso de máscaras durante las marchas.
Miles de inconformes salieron a las calles portando máscaras y desafiando a la policía.
Los manifestantes cometieron actos de vandalismo en varios distritos y causaron daños en varias estaciones del metro.
Los inconformes amenazan con intensificar sus acciones, que incluye el bloqueo de carreteras.
Redacción Radio Centro

Foto: EFE

Comentarios