La sonda china Chang’e-4 logró aterrizar en la cara oculta de la Luna este jueves, con lo que se convierte en la primera nave espacial que llega a esa zona, la cual nunca de ve desde la Tierra y está relativamente inexplorada.
La sonda, que cuenta con un módulo de aterrizaje y un vehículo explorador, hizo un aterrizaje suave en la zona preseleccionada a las 10:26 horas, tiempo de Beijing, anunció la Administración Espacial Nacional de China, CNSA.
Después del exitoso aterrizaje, la sonda envió la primera fotografía de la cara oculta de la Luna, tras alunizar en el cráter Von Kármán.
La misión de la Chang’e 4 incluye observaciones radioastronómicas de baja frecuencia y estudios sobre la estructura y composición mineral del terreno.
El cohete Long March 3B, a bordo del que viajaba la sonda lunar, despegó el 8 de diciembre del centro de lanzamiento de satélites Xichang, en el sur de China.
Redacción Formato 21
Foto: CNSA

Compartir

Comentarios