Luego de que un documental publicado en YouTube sobre los abusos a menores cometidos por la Iglesia Católica polaca provocara una ola de indignación, Polonia aumentó las penas contra los condenados por pederastia; ahora, podrían alcanzar hasta los 30 años de prisión.
Con 263 votos a favor, tres en contra y tres abstenciones, los legisladores aprobaron una serie de cambios en el código penal; además, introdujeron la cadena perpetua para los pederastas más peligrosos y eliminaron la prescripción para los casos más graves de abusos a menores.
El documental, con una duración de dos horas, realizado por los hermanos Tomasz y Marek Sekielski, con 18 millones de reproducciones desde el pasado sábado, incluye filmaciones obtenidas con cámara oculta en las que víctimas, ahora adultas, se confrontan a curas ancianos por los abusos que sufrieron tiempo atrás.
Se puede observar a muchos curas admitiendo los hechos y pidiendo perdón, y en algunos casos, ofreciendo una compensación monetaria. La grabación también muestra cómo algunos sacerdotes acusados, o incluso condenados, fueron enviados a otras parroquias para continuar ejerciendo sus funciones y trabajando con niños.
Tras haber visto el documental, el primado de la Iglesia polaca, Wojciech Polak, pidió disculpas «por cualquier daño infligido por personas de la Iglesia» y se comprometió a crear un «fondo de solidaridad» para proporcionar «una ayuda concreta» a las víctimas.
Cabe señalar que la Iglesia polaca admitió en el mes de marzo, que casi 400 religiosos habían cometido abusos sexuales contra menores en las últimas tres décadas.
Redacción: Radio Centro Noticias

Foto: AP

Comentarios