Miles de manifestantes en Hong Kong marcharon al consulado de Estados Unidos, instando al presidente Donald Trump a “liberar” su ciudad, dentro de las protestas para pedir más libertades democráticas en el territorio semiautónomo chino.
La multitud se reunió en un parque en el centro de la ciudad antes de marchar, coreando “Resistan a Beijing, liberen Hong Kong” y “En pie con Hong Kong, luchar por la libertad”.
Muchos de los asistentes, vestidos con camisetas negras y máscaras, ondeaban banderas estadounidenses y llevaban carteles con el mensaje “Presidente Trump, por favor libere a Hong Kong”. La policía antimotines vigilaba la marcha hacia el cercano consulado estadounidense.
“Hong Kong está en la vanguardia de la batalla contra el régimen totalitario de China”, dijo Panzer Chan, uno de los organizadores de la marcha.
Hong Kong ha pasado el verano sumida en protestas, desencadenadas por una propuesta de ley que habría permitido enviar a sospechosos de delitos a la China continental para juzgarlos allí. Muchos vieron la iniciativa como un claro ejemplo de la menguante autonomía del territorio tras la devolución de la excolonia británica a China en 1997.
El gobierno de Hong Kong prometió esta semana retirar la ley, una de las primeras demandas de los manifestantes, pero eso no ha parecido contentar a los inconformes, que han ampliado sus reclamaciones para incluir otros asuntos, como un mayor grado de democracia.
La policía de Hong Kong disparó gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes en el distrito comercial de Causeway Bay.
Redacción y foto de AP

Comentarios