Maimunah Mohd Sharif, directora ejecutiva del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat), afirmó que están dispuestos a aportar su experiencia al gobierno de México para la obra del Tren Maya, que involucra a Yucatán, Tabasco, Chiapas, Quintana Roo y Campeche.
En el marco de la inauguración del evento del Día Mundial del Hábitat en Ciudad de México, manifestó su respaldo a los proyectos de infraestructura del gobierno mexicano, en particular el Tren Maya.
Sin embargo, manifestó la necesidad de que haya «un plan integral» para garantizar el desarrollo sustentable y el respeto a las comunidades locales.
«Nos gustaría ver un plan holístico en el Gobierno, que podría ser un catalizador para el desarrollo y, en este caso, para el desarrollo sustentable».
Mohd Sharif, quien también es secretaria general adjunta de la ONU, señaló que el proyecto del Tren Maya ha generado rechazo por parte de comunidades indígenas en el sureste mexicano, porque lo consideran una amenaza al medioambiente y sus tradiciones.
Eduardo López Moreno, titular de la ONU-Hábitat en México, explicó que cooperarán con el gobierno para asegurarse de que se proteja el medioambiente, la economía local y los valores de las comunidades.
«Las diferencias en los indicadores de desarrollo y oportunidades nos dicen claramente que este tren es mil 500 kilómetros de oportunidades y derechos que se pueden llevar al sureste de México».
Con información y foto de EFE

Redacción Radio Centro

Compartir

Comentarios