La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), urgió al Gobierno ejecutar órdenes de aprehensión contra los involucrados en el caso de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero.
También castigar a los responsables y garantizar acceso a la verdad y a la justicia a los familiares de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos.
Al firmarse un nuevo mecanismo de cooperación, para que expertos den asesoría y acompañamiento a la investigación del caso, la presidenta de la CIDH, Esmeralda Arosemena, dijo que ya es hora de dejar atrás la “mal llamada verdad histórica” del sexenio de Enrique Peña Nieto y la impunidad.
Exigió dar paso al castigo a quienes por “acción u omisión” son responsables del ataque y desaparición de los normalistas.
Para ello, dijo, se deben reforzar las distintas líneas de investigación pendientes, entre ellas la posible participación de elementos del Ejército, así como profundizar el análisis de telefonía y balística y el papel de policías municipales de Huitzuco y Cocula en la desaparición.
Asimismo, propuso crear una “política criminal de beneficio e incentivo”, para los detenidos que aporten información veraz y oportuna, para esclarecer el ataque y desaparición de los normalistas ocurrida la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014.
En tanto, Alejandro Encinas, responsable de la Comisión Presidencial de la Verdad para el caso Ayotzinapa, explicó que el mecanismo “reforzado” de cooperación con la CIDH tendrá vigencia de un año, con posibilidad de ampliarse.
Aseguró que el grupo técnico podrá hacer visitas a centros de detención, proponer líneas de investigación, participar en las búsquedas y peritajes, además de contar con financiamiento del Gobierno Federal para el desempeño de sus labores.
Con información de Yadira Rodríguez

Redacción Radio Centro Noticias

Foto: Archivo RCN

Comentarios