El buque petrolero iraní, que fue detenido en Gibraltar en julio, abandonó las costas del territorio para partir con rumbo al mar Mediterráneo.

Luego de permanecer anclado durante 46 días, el embajador de Irán en el Reino Unido, Hamid Baeidinejad, anunció que el “Grace 1” podría salir de Gibraltar la noche del 18 de agosto, por lo que la embarcación zarpó hacia las 23:00 horas (tiempo local).

El gobierno de Gibraltar resolvió dejar en libertar a la embarcación, luego de que rechazara la petición de Estados Unidos para volver a incautar el buque cisterna.

Fue el viernes pasado cuando un tribunal estadunidense emitió una orden de captura en contra de la embarcación, así como el embargo del petróleo que trasportaba y una suma de 995 mil dólares.

El barco iraní fue retenido bajo la sospecha de que transportaba 2.1 millones de barriles de petróleo a Siria. Una acción que violaría las sanciones que la Unión Europea impuso en contra de Damasco.

El jueves pasado, el Grace 1 fue liberado por las autoridades de Gibraltar, después de que Teherán presentó una garantía oficial por escrito, en donde aseguraba que no iba a infringir las restricciones económicas sobre Siria.

El subdirector de la Organización Marítima y Portuaria de Irán, Jalil Eslami, dio a conocer que el buque petrolero cambió de nombre a petición del propietario, llamándose ahora Adrian Darya.

 

Redacción: Radio Centro

Foto: Twitter

Comentarios