Por contener iones de litio en su interior, material altamente inflamable, las baterías de los teléfonos celulares representan una bomba de tiempo en caso de caída, sobrecarga o utilizar el aparato mientras está conectado a la corriente eléctrica.

Científicos expertos aseguran que un fuerte golpe o sobrecalentamiento ocasionaría que las partículas de las baterías del teléfono móvil hagan un cortocircuito y se registre una explosión.

Inlcuso, advierten que los smartphones que al sobrecalentarse provocan quemaduras y una radiación excesiva.

Los investigadores afirman que un celular no soporta una temperatura mayor a los 50 grados centígrados, por lo que para evitar riesgos recomiendan mantenerlo en un lugar fresco o ventilado; evitar su exposición al sol por un largo lapso de tiempo y no guardarlo en un lugar caluroso como bolsos, bolsillos de pantalones o sacos.
Para darle una vida más duradera a la batería y evitar accidentes, se sugiere adquirir y utilizar las pilas, así como cargadores originales.
También se pide usar una mica, una funda o carcasa protectora como una forma de proteger los dispositivos móviles del agua, el polvo, la arena o la tierra.
Las cargas nocturnas o durante tiempo prolongado puede ocasionar accidentes y estallidos, por lo que se sugiere cargar el celular en el día y desconectarlo cuando esté totalmente cargado, ya que una variación en el voltaje podría provocar una posible detonación.
Además, mientras se cargue la batería se sugiere NO utilizar el teléfono, ya que en este proceso la pila se mantiene caliente y si se utiliza el equipo aumenta la temperatura, lo que podría provocar un accidente.
Redacción Formato 21

Foto: AP

Comentarios