El Senado de Puerto Rico en su sesión extraordinaria, decidió no votar por la designación de Pedro Pierluisi como secretario de Estado y dejó en manos del Tribunal Supremo, la legitimidad de su cargo como gobernador.

Para que sea efectivo el juramento que realizó el viernes, cuando renunció oficialmente, Ricardo Rosselló, es necesario que el nombramiento sea confirmado por ambas cámaras legislativas de su país.

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz informó que pondrá una demanda ante el Tribunal de Primera Instancia de San Juan, para impugnar la juramentación de Pierluisi, quien considera que está usurpando el cargo y podría provocar un problema constitucional.

De acuerdo con el medio, El Nuevo Día, el Tribunal Supremo ordenó que hasta este 6 de agosto a las 12 horas tiempo local, se vence el plazo para que todas las partes involucradas presenten sus alegatos de manera simultánea.

Redacción: Radio Centro

Foto: Twitter

Comentarios