Así lo prevé el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.
Mencionó que, en el 2024, la incidencia de homicidios dolosos, secuestros y robos se reducirá 50 por ciento, en comparación con el 2018.
El Plan Nacional de Desarrollo, difundido este miércoles en las redes sociales del presidente de la República, pronostica que al final de este sexenio, la delincuencia organizada estará reducida y en retirada.
También plantea que, para el 2024, México dejará de ser la dolorosa y vergonzosa referencia internacional como tierra de violencia, desaparecidos y violaciones a los derechos humanos.
El documento señala que, en esa fecha, la delincuencia de cuello blanco desaparecerá, mientras que la corrupción política y la impunidad, quedarán reducidas a casos excepcionales, individuales e inmediatamente investigados y sancionados.
El plan destaca que el desarrollo económico alcanzará en el año mencionado una tasa de crecimiento de seis por ciento, con un promedio sexenal de cuatro por ciento.
Además, prevé que los programas de creación de empleos y de becas para los jóvenes tendrán efecto y el desempleo será mínimo, por lo que la nación contará con una fuerza laboral mejor capacitada y con un mayor grado de especialización.
Plantea que los salarios lograrán una recuperación de al menos 20 por ciento de su poder adquisitivo, y el fortalecimiento del mercado interno.
El proyecto de López Obrador, proyecta que, en el último año del sexenio, habrá cesado la emigración de mexicanos por causas de necesidad laboral, inseguridad y falta de perspectivas.
Con información de Gaspar Vela
Foto: AP

Comentarios