El papa Francisco encendió este domingo una vela en el Vaticano en homenaje a las víctimas de la guerra en Siria, especialmente los menores de edad.
“Adviento es un momento de esperanza. Justo ahora, tengo esperanza en la paz para los niños de Siria, víctimas de una guerra que perdura desde hace ocho años”, aseguró el pontífice tras la oración del Angelus.
Las “Velas para la Paz en Siria” son una iniciativa navideña impulsada por Ayuda a la Iglesia Necesitada, una organización católica de caridad.
La gran vela estaba decorada por un artesano del barrio de Bab Tuma de Damasco y también había fotografías de unos 40 niños sirios, la mayoría de ellos originarios de Alepo.
Más de 360 mil personas han perdido la vida a causa de la guerra en Siria y dos millones tuvieron que refugiarse en otros países.
El Fondo de Naciones Unidas para la infancia (Unicef) advirtió en octubre sobre la falta de financiamiento y el riesgo ante la llegada del frío invernal para un millón de menores en Oriente medio y Africa.
Redacción Formato 21
Foto: AP

Compartir

Comentarios