El papa Francisco se comprometió a hacer todo lo necesario para llevar ante la justicia a cualquiera que haya cometido abusos de tipo sexual” y aseguró que “nunca intentará encubrir o subestimar ningún caso”.
Al clausurar este domingo la histórica cumbre contra la pederastia en la institución el pontífice afirmó que se dará prioridad a las víctimas de este descarado, agresivo y destructivo mal.
“Vamos a tomar todas las medidas posibles para que tales crimines no se repitan. Que la Iglesia vuelva ser creíble y confiable”, clamó durante el ángelus en la plaza de San Pedro y aclaró que colaborarán con la justicia de todos los países, “sin encubrirlos o subestimarlos”.
Francisco realizó sus declaraciones al final de una misa ante 190 obispos y líderes religiosos que fueron citados en Roma luego de que la aparición de nuevos escándalos de abusos provocó una crisis de credibilidad en la jerarquía católica y en el propio liderazgo del pontífice.
Durante la conferencia la mayoría de obispos que intervinieron reconocieron que es necesario establecer un código de conducta obligatorio que incluya informar a la justicia de cada país.
También pidieron elevar el nivel de formación, capacitación y selección de los seminaristas, así como el acceso a personal especializado, inclusive laico, como psicólogos y asistentes sociales, para detectar los abusos.
Redacción Radio Centro Noticias
Foto: AP

Comentarios