El partido Acción Nacional presentó una denuncia de hechos ante la Fiscalía General de la República en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, así como de quienes resulten responsables de liberar a Ovidio Guzmán López.
La denuncia fue presentada el pasado viernes, con el propósito de que se investiguen los hechos que pudieran considerarse como delitos cometidos en el operativo federal en el que se logró la captura y, posterior liberación de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, por instrucciones del más alto mando de la Seguridad, según reconoció el propio Presidente de la República.
En un comunicado, la dirigencia nacional panista insistió en la renuncia de todos los funcionarios que participaron en el fallido operativo de Culiacán, Sinaloa, en coherencia con lo que pidió en 2015 el hoy Jefe del Ejecutivo, quien entonces dijo que la fuga de “El Chapo “ Guzmán ameritaba la renuncia de todo el Gabinete de Seguridad.
Sostuvo que el secretario de Seguridad y demás servidores públicos que estuvieron involucrados en la toma de decisiones durante el operativo en Sinaloa, actuaron de manera precipitada, con deficiente planeación y falta de previsión, por lo que deben separarlos del cargo para que la Fiscalía General de la República pueda hacer una investigación objetiva y sin presiones, sobre las circunstancias en las que ocurrió la liberación del detenido.
Al respecto, el líder nacional del PAN, Marko Cortés, demandó al Gobierno federal la aplicación del Estado de Derecho contra la delincuencia organizada y no dejarse someter a los intereses más perversos, porque “el Gobierno se ha equivocado de enemigo, el Gobierno pelea con los que trabajan, contra los que pagan impuestos, contra los medios de comunicación, los persigue, pero debe tener claro que el único enemigo de México es la delincuencia organizada “.

Con información de Gabriela Díaz
Foto: @MarkoCortes

Comentarios