Con el tradicional chupinazo, la ciudad española de Pamplona dio la bienvenida a los Sanfermines, la fiesta conocida internacionalmente por sus encierros de toros, que recorren el casco viejo de la capital navarra.
Los Sanfermines, que terminan el 14 de julio, atraen cada año a cientos de miles de turistas a la capital de Navarra, donde durante nueve días no falta ni el vino ni el jolgorio.
Los corredores intentan acercarse lo máximo posible a la manada formada por seis toros salvajes y seis cabestros, en un recorrido que termina en la plaza de toros de Pamplona, donde los animales acaban muriendo por la tarde a manos de toreros de renombre.
Los encierros dejan cada año varios heridos y al menos 16 corredores han muerto en ellos desde 1910.

Redacción Radio Centro Noticias
Foto: AP

Compartir

Comentarios