Se disculparon por no responder cuando sus sacerdotes violaron a niños.
La disculpa fue presentada por la Unión General de Superiores que representa a los religiosos hombres, en total aproximadamente unos 133 mil alrededor del mundo y la Unión Internacional General de Superioras que representa a unas 500 mil hermanas.
Se comprometieron a poner en marcha medidas contra superiores que encubran denuncias de abuso y para que los niños estén a salvo.
En el comunicado, las asociaciones lamentan haber decepcionado a los niños a quienes debían proteger, y atribuyeron su ceguera al fuerte espíritu de familia que domina sus filas.
Ello llevó a una lealtad desacertada, errores de juicio, tardanza en responder, negación y a veces al encubrimiento”, dicen las agrupaciones en el comunicado.
El comunicado lamenta también las revelaciones recientes de que curas y obispos abusaron sexualmente de seminaristas y monjas, un abuso que ha quedado en gran parte impune debido a que las víctimas eran adultos.
Redacción Radio Centro Noticias

Foto: AP

Comentarios