Ante el riesgo de una desaceleración económica a nivel global, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) redujo sus previsiones sobre la demanda mundial de crudo para lo que resta del años.

En su reporte mensual, el organismo detalló que su pronóstico del consumo mundial de crudo para los próximos meses será de 1.10 millones de barriles diarios, una baja de 40 mil barriles por día, en relación a lo previsto para el mes de julio.

Esto fue atribuido a la desaceleración de la economía mundial, derivada por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, además de la incertidumbre generada por la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Esta desaceleración podría presionar la OPEP, y a otros países ajenos al grupo, como Rusia, a mantener su política sobre el recorte de su producción de crudo para mantener la estabilidad del mercado y de los precios internacionales.

El informe también advierte que si se mantiene el bombeo registrado durante julio pasado, para 2020 el suministro de crudo tendrá un excedente de 200 mil barriles por día.

Estas estimaciones coinciden con las de la Agencia Internacional de la Energía, que la semana pasada también bajó sus expectativas sobre el crecimiento de la demanda mundial de petróleo para este y el siguiente año.

La reducción de la Agencia Internacional se realizó luego de que el Fondo Monetario Internacional recortara sus pronósticos sobre el crecimiento de la economía global.

Sin embargo, la OPEP prevé que la mayor demanda de petróleo para 2020 procederá de los países ajenos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, como China, cuya economía se prevé que mantendrá un crecimiento de 6.2 %.

 

Redacción: Radio Centro

Foto: Twitter

Comentarios