Hombres fuertemente armados atacaron de nuevo el sábado un centro de tratamiento de ébola en el oriente del Congo, centro del brote mortal, dejando un policía muerto y varios trabajadores de salud heridos.
El ataque en Butembo a primeras horas de la mañana ocurrió a menos de una semana después de la reapertura del centro, luego que un atentado obligara el mes pasado a la organización Médicos Sin Fronteras a suspender sus operaciones en la ciudad.
Decenas de grupos armados están activos en el oriente del Congo, zona rica en minerales, aunque algunos han dado acceso a los trabajadores de salud para que vacunen a la gente.
Las fuerzas de seguridad repelieron el sábado el ataque, y uno de los perpetradores resultó herido, señaló el alcalde de Butembo, Sylvain Kanyamanda.
El atentado ocurrió horas antes que el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades visitaran el centro, que permanece abierto.
Algunos miembros de la comunidad recelosos de forasteros tras años de ataques mortales de extremistas han sido hostiles con los trabajadores de salud en una región donde se está dando el primer brote de ébola.
Con información de Redacción Radio Centro Noticias

Foto: AP

Compartir

Comentarios