El símbolo de la capital francesa, fue inaugurada en 1889.

El arquitecto Gustave Eiffel, de quien heredó su nombre, propuso el proyecto para la Exposición Universal de París, que conmemoraba el Centenario de la Revolución Francesa.
Las obras de este hito arquitectónico del siglo XIX, iniciaron el 28 de enero de 1887 y se prolongaron por dos años, en los cuales 250 operarios y 50 ingenieros sumaron esfuerzos para concretar el proyecto diseñado para durar 20 años.
Este monumento tiene una estructura metálica de siete mil 300 toneladas y un peso total de 10 mil 100 toneladas, cuatro pilares, un cuadrado de 125 metros de lado y 18 mil 38 piezas de hierro, así como dos millones 500 mil remaches.
Desde los años 80 del siglo pasado, este hito de París ha sido renovado, restaurado y adaptado a demanda de los visitantes y ha sido escenario de diversos acontecimientos de talla internacional como: su centenario, el espectáculo pirotécnico del 2000, campañas de pintura e instalaciones de pistas de patinaje o jardines, entre otros.
Por su atractivo arquitectónico, cada año recibe a casi siete millones de visitantes, 75 por ciento de ellos extranjeros, por lo que se ha convertido en el monumento de pago más visitado del mundo y desde su inauguración ha recibido a cerca de 300 millones de visitantes del mundo.
Redacción Radio Centro Noticias

Foto: Pixabay

Comentarios