El tema de la seguridad fue el más cuestionado por la oposición durante el primer informe de gobierno que presentó Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, ante el pleno del Congreso capitalino.

La sesión no fue de terciopelo, aunque la funcionaria contó con el cobijo de Morena y el PT. Sus contingentes de apoyo llegaron desde temprano a las inmediaciones del recinto legislativo.

Las pancartas, matracas y gritos de apoyo con altavoces, acompañaron la llegada de la jefa de Gobierno, y tuvieron su recompensa. Instalados en varios puntos de las calles Allende, Donceles y Eje Central, coordinadores de los grupos políticos llegaron a repartir “lonches”.

A las 10 de la mañana ingresó al Congreso local y pudo observarse cómo diputados de Morena y el PT se peleaban por abrirle paso y caminar a su lado.

Durante los posicionamientos, Guillermo Lerdo de Tejada, Jorge Gaviño y Christian Von Roerich, del PRI, PRD y PAN respectivamente, criticaron los bajos resultados en materia de seguridad, el incremento de la violencia contra las mujeres y las deficientes políticas de movilidad.

Legisladores de Morena y partidos aliados, se encargaron de hacer un poco más terso el ambiente para Claudia Sheinbaum. La sorpresa fue Teresa Ramos del PVEM, quien se sumó al aplauso y elogio de la jefa de Gobierno en materia de combate a la corrupción y programas sociales.

Durante su informe, la jefa de Gobierno se activó el aplausómetro, fue interrumpida en 36 ocasiones por ovaciones.

Al tocar el tema de la violencia contra las mujeres, aclaró que su administración no se opone a la implementación de la alerta de violencia de género. Pero, dijo que no se prestará a simulaciones.

“Hay 17 estados que tienen la alerta de violencia de género y no ha habido mejoría, nosotros no simulamos y tampoco hablamos con hipocresía.”

Admitió que hay una cifra negra de delitos en la Ciudad de México y se dijo insatisfecha por el trabajo realizado hasta el momento en materia de seguridad.

En representación del presidente de la República, asistió al evento Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación. Al concluir su informe, Claudia Sheinbaum decidió caminar para ir a su oficina en el Zócalo.

Con información de David Santiago

Redacción Radio Centro

Foto: @Congreso_CdMex

Comentarios