Durante la audiencia de aclaración de agravios, llevada a cabo en el Reclusorio Sur, Rosario Robles aseguró que es inocente y exigió justicia.
Ante el magistrado Ricardo Paredes Calderón, argumentó que no hay razón para pensar que podría sustraerse de la justicia, por lo que no se justifica la prisión preventiva a la que ha sido sometida.
Insistió en que no tiene recursos para estar huyendo, ya que sus cuentas están congeladas. Además, precisó que el daño que le han hecho a ella y a su familia es muy grave.
El magistrado, Ricardo Paredes Calderón, del Quinto Tribunal Unitario, dio a conocer que en tres días hábiles resolverá si revoca o mantiene la prisión preventiva en contra de Robles Berlanga.
Informó que su respuesta la dará por escrito y advirtió que no recibirá en privado ni a la defensa de la exfuncionaria ni al Ministerio Público Federal.
Al término de la audiencia, el abogado extitular de la Sedesol, Julio Hernández, reiteró que no había razón para imponerle la prisión preventiva oficiosa y confió que será revocada esta medida cautelar.
Durante la audiencia de este martes, ante el magistrado del quinto tribunal unitario, el abogado Epigmenio Mendieta denunció que el juez Felipe de Jesús Padierna incurrió en varias inconsistencias, ya que no tomó en cuenta todos los medios de prueba.
Dijo que no se puede hacer justicia cometiendo una injusticia.
Por su parte, el Ministerio Público Federal pidió al magistrado que confirme la medida cautelar, ya que Rosario Robles mintió sobre su residencia, lo que equivale a una forma de evadir a la justicia.
Con información de Miguel Luna

Redacción Radio Centro

Foto: Archivo RC

Comentarios