Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) aportará 200 millones de euros, tras el voraz incendio que consumió uno de los monumentos más emblemáticos de París.
El grupo empresarial propiedad de Bernard Arnautl, dijo en un comunicado que ha puesto a disposición de las autoridades galas todos sus «equipos, creativos, arquitectos y financieros» para ayudar en las labores de reconstrucción de Notre Dame y en la recolección de fondos para los trabajos.
La familia de industriales Pinault, una de las más ricas de Francia, anunció también una donación de 100 millones de euros para las futuras obras para «devolver la vida cuanto antes a esta joya de nuestro patrimonio», dijo el presidente del grupo de lujo François-Henri Pinault.
Por otra parte, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, propuso la celebración de «una conferencia internacional de donantes» en la que participarían expertos y que serviría para recaudar fondos. El presidente de Francia, Enmanuel Macron, aseguró que lanzarán una vía para canalizar toda la ayuda.
El monumento ícono de Francia de más de 850 años de antigüedad es visitado por 13 millones de turistas al año. El fuego ha convertido en cenizas dos tercios del techo y la aguja central del edificio gótico.
 

Redacción Radio Centro Noticias

Foto: AP

Compartir

Comentarios