La sanción impuesta por las autoridades federales contra María Chavalán Sut, alcanza los 214 mil dólares.
La Iglesia Metodista Unida Wesley Memorial, de Charlottesville, Virginia, aceptó proteger a la guatemalteca de la deportación permitiéndole vivir en el templo desde hace casi un año.
Los funcionarios del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) suelen evitar entrar a sitios sensibles como los lugares de oración.
Chavalán Sut ha estado pidiendo asilo desde que fue amenazada y su casa se quemó en 2015. Se refugió en la iglesia luego de que el ICE dijo que la deportaría tras no comparecer a una citación judicial.
El pastor Isaac Collins calificó la carta de táctica de intimidación.
 

Redacción Radio Centro Noticias

Foto: umnews.org

Compartir

Comentarios