La compañía British Airways fue multada con 230 millones de dólares por el robo de miles datos a usuarios de la aerolínea durante el año pasado.

El presidente de British Airways, Alex Cruz, afirmó que como representante de la compañía se encuentra sorprendido y decepcionado por las conclusiones iniciales del Organismo Británico para la Protección de Datos Personales.

Cruz recordó que su compañía respondió rápidamente ante el robo de datos de sus clientes; además, no se logró encontrar ninguna prueba de actividad fraudulenta sobre las cuentas afectadas.

Por otro lado, Willie Walsh, director general de International Consolidated Airlines Group, firma que integra a British Airways, anunció su intención de negociar con el Organismo Británico de Protección de Datos y de apelar la decisión.

Fue en septiembre de 2018 cuando British Airways reveló haber sido víctima de un ciberataque, en donde se sustrajeron los datos de 380.000 tarjetas de pago, de las cuales 244.000 tarjetas se habían visto concretamente afectadas.

La información robada incluía nombres, direcciones, emails y datos de tarjetas bancarias, incluyendo el número, la fecha de caducidad y el código de seguridad de tres cifras.

Un mes más tarde, la aerolínea informó que otros 185.000 clientes sufrieron el robo de sus datos financieros entre el 21 de abril y el 28 de julio; meses antes del ciberataque conocido hasta entonces.

British Airways prometió que compensaría a los viajeros afectados, sin embargo, la compañía ha afirmado que hasta el momento no hay denuncias por robo de dinero relacionadas a los clientes afectados por el pirateo.

 

Redacción: Radio Centro Noticias

Foto: Twitter

Comentarios