Así lo establece el papa Francisco en el mensaje que será divulgado en ocasión de la Jornada Mundial de los Pobres, que se celebrará en noviembre, y que este jueves dio a conocer El Vaticano.
El Pontífice señala que en esa nueva esclavitud se encuentran también las prostitutas, drogadictos, marginados y las víctimas de violencia.
También denuncia que el «ensañamiento» y la «arquitectura hostil» contra los pobres. «Pasan los siglos, pero la condición de ricos y pobres se mantiene inalterada, como si la experiencia de la historia no nos hubiera enseñado nada», lamenta el Vicario de Cristo.
El Papa insiste en que, en las sociedades modernas reina la «inequidad».
En el texto, el Santo Padre también lamento que estos nuevos esclavos son tratados como desperdicios y a los pobres no se les perdona la pobreza.
Finalmente, el Papa pide un cambio de mentalidad. El 17 de noviembre, el Pontífice almorzará con mil 500 pobres en el Vaticano.
Redacción Radio Centro Noticias

Foto: AP

Comentarios