El gobierno mexicano buscará el cese total del pase de armas de los Estados Unidos a México, aunque se reconoció que la meta es sumamente difícil.
Durante la mañanera de este jueves, el canciller Marcelo Ebrard ofreció un balance de su reciente visita a los Estados Unidos, el martes pasado. Informó que, debido a los delitos cometidos con armas de fuego, es la principal prioridad; de hecho, el pasado lunes se instaló el grupo binacional sobre tráfico de armas, en donde se acordó hacer revisiones mensuales sobre los delitos cometidos en México, con armas de procedencia norteamericana.
Se sabe que el 41% de las armas involucradas en crímenes proceden de Texas, el 19% proceden de California y el 15% de Arizona. Por ello la semana entrante se sabrá el calendario de futuras reuniones y la relación de las armas recuperadas. Ante ello Ebrard Casaubón consideró la reunión como positiva e informó, que hasta tuvo oportunidad de saludar brevemente al presidente Donald Trump.
Sobre el tema migratorio, Marelo Ebrard informó que se logró la reducción del 58.7 por ciento, del flujo migratorio, por lo que nuevamente desestimó que exista la posibilidad de que se cumpla la amenaza hecha en su momento por el presidente Trump, de imponer aranceles a productos mexicanos.
Además, reiteró la negativa de convertir a México en un Tercer País Seguro, pese a la reciente sentencia de la Corte Suprema de los Estados Unidos, que le da luz verde al gobierno norteamericano para negar asilo a los migrantes, que no hayan antes solicitado protección en otro país.
Con información de Daniel Rosas

Foto: Presidencia

Comentarios