De gira por Oaxaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que su gobierno no utilizará al ejército mexicano, para masacrar o reprimir al pueblo, lo anterior, un día después de que efectivos castrenses, dejaron en libertad a uno de los líderes del Cártel de Sinaloa, Ovidio Guzmán, para evitar una reacción del grupo delictivo.
En su visita al hospital rural de Tlaxiaco, el primer mandatario destacó que la reacción del cártel, ponía en riesgo la vida de soldados, civiles e incluso presuntos delincuentes, por lo que se de decidió no continuar con la detención del hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.
Desde la explanada del hospital, ante personal médico y cientos de habitantes de la región, el tabasqueño insistió en que está a favor de la paz y en contra de enfrentar la violencia con violencia.
Destacó que los soldados están actuando con mucha responsabilidad.
“Nosotros tenemos que cuidar la vida de todos los seres humanos. No a la guerra, sí a la paz”, dijo.

Con información de Gaspar Vela
Foto: @lopezobrador_

Compartir

Comentarios