Un total de 300 mil dólares al año, es decir unos 5 millones 830 mil pesos, es el pago que realiza el gobierno de México a cada una de las tres instituciones calificadoras de valores, informo la Presidencia de la Republica.
A través de una nota informativa, se dio a conocer que estas firmas operan y dan servicios sobre análisis, evaluación y determinación de la calidad crediticia de una entidad o un gobierno en nuestro caso.
Moody´s, Fitch Ratings y Standard & Poor’s recibieron 300 mil dólares cada año por dar estos servicios.
Indicó que su función es informar al mercado sobre los riesgos reales que enfrentan los inversionistas y que, al calificar, las agencias dan un panorama de la capacidad estructural y del entorno del emisor para enfrentar sus compromisos de pago.
La nota señala que las calificaciones expresan la opinión que tiene una agencia sobre la habilidad y voluntad de pago de un emisor, así como de su capacidad para enfrentar sus obligaciones financieras en tiempo y forma. Sin embargo, aclaro, las calificaciones no son recomendaciones de compra o venta.
Su intención es ofrecer a los inversionistas y participantes del mercado la información relacionada con el riesgo crediticio de los emisores.
Con información de Alberto Zamora

Comentarios