Cientos de contadores se manifestaron en apoyo del movimiento prodemocracia, se congregaron en una plaza de la ciudad  y marcharon hacia la sede del gobierno.
Este es el último colectivo profesional que participa, tras las movilizaciones de abogados, maestros y personal médico. Exigen retirar completamente el proyecto de ley de extradición y establecer un comité independiente para investigar el uso de la fuerza por parte de la policía de Hong Kong.
Los manifestantes planeaban formar 40 kilómetros de cadenas humanas el viernes en la noche para mostrar su determinación. La acción está inspirada en una similar celebrada hace 30 años en los países bálticos, cuando residentes de Estonia, Letonia y Lituania se dieron la mano para protestar contra el gobierno soviético.
En tanto, varios empleados de la aerolínea Cathay Dragon han sido despedidos por apoyar al movimiento.

Por otra parte, el consulado de Canadá en el territorio autónomo prohibió los viajes de su personal fuera de la ciudad por asuntos oficiales tras la detención de un empleado de la legación diplomática británica en la China continental.

Con información y foto de AP

Compartir

Comentarios