Decenas de personas salieron a las calles de El Paso, Texas, para protestar contra la retórica supremacista y las políticas antiinmigrantes de la Administración Trump, a una semana del tiroteo en un centro comercial que dejó 22 muertos.
El contingente partió desde el puerto de ingreso en la frontera con México.
Al participar como orador en la protesta, el aspirante a la candidatura presidencial por el partido demócrata, Beto O’Rourke, acusó al presidente Donald Trump de provocar miedo y odio con su retórica.
Mientras tanto, se llevaron a cabo los funerales de algunas de las víctimas de las matanzas en Dayton, Ohio y El Paso, Texas.
Había varios oficios para las víctimas del ataque en Dayton que dejó nueve muertos y más de 30 heridos.
En El Paso se oficiaba una misa de réquiem por Javier Amir Rodríguez.
El estudiante de secundaria, de 15 años, fue recordado como un hábil jugador de fútbol durante una vigilia el lunes en el estadio de la escuela secundaria Horizon. Estaba en el Walmart con un tío cuando se produjo el tiroteo.
El agresor, Patrick Cursius de 21 años, dijo a la policía al ser arrestado que su intención era matar mexicanos.
Redacción Radio Centro

Foto: AP

Comentarios