Así lo señala una nueva investigación realizada por la Universidad Johns Hopkins ubicada en Baltimore, Maryland, Estados Unidos.
El estudio, a cargo de Chaz Firestone, reveló que la Inteligencia Artificial (IA) puede ser engañada por ciertas imágenes, y que los humanos tienden a coincidir con los procesadores; es decir, las computadoras modernas pueden no ser tan diferentes de los humanos.
Esto demuestra cómo los avances en IA continúan reduciendo la brecha entre las capacidades visuales de las personas y las máquinas.
El investigador explicó que pese a los avances tecnológicos, en redes neuronales, se han acercado a la capacidad humana para identificar objetos, éstos tienen un punto débil, pues es posible crear imágenes contradictorias o engañosas a propósito que la IA no puede ver de forma correcta.
Además, puntualizó que este tipo de imágenes podrían ser usadas por hackers y causar riesgos de seguridad.
De acuerdo con la casa de estudios estadunidense, en algunos casos, para que una computadora confunda a una manzana con un automóvil se necesita reconfigurar uno o dos píxeles.
Los científicos mostraron a la gente de prueba varias imágenes con las que habían engañado, de manera previa, a las computadoras, dando las mismas opciones de etiquetado.
Los resultados mostraron que las personas estuvieron de acuerdo con las conclusiones de las computadoras en 75 por ciento de las veces, mientras que un 98 por ciento respondieron como las computadoras.
Redacción: Radio Centro Noticias
Foto: sac.org.ar

Comentarios