En Tula, Tamaulipas, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a los delincuentes recapacitar y pensar en sus familias, antes de cometer ilícitos. Recordó que su gobierno ofrece alternativas en el marco de la legalidad.

En su visita al Hospital Rural de esta ciudad, la más antigua de la entidad, el primer mandatario lamentó que integrantes del crimen organizado hayan amenazado a encargados de gasolineras, para que no vendieran combustible a policías y militares.
En el patio del hospital, ante personal médico y habitantes de la región, el presidente afirmó que, a excepción de Nuevo Laredo, los índices delictivos en el estado de Tamaulipas, han disminuido.
Mientras tanto, el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, resaltó que aunque falta mucho por hacer, su administración ha avanzado en materia de seguridad y desigualdad.

El pasado cinco de septiembre, un enfrentamiento entre fuerzas estatales e integrantes del Cártel del Noreste en Nuevo Laredo, dejó un saldo de ocho presuntos delincuentes muertos.
Redacción: Radio Centro Noticias
Foto: presidente.gob.mx

Compartir

Comentarios