La convocaron para el 2 de septiembre, fecha prevista del inicio del ciclo escolar universitario.

Los jóvenes amenazaron con reforzar sus acciones si el Ejecutivo local no responde a cinco exigencias, entre ellas la introducción del sufragio universal, la retirada definitiva del proyecto de ley sobre las extradiciones, o la apertura de una investigación independiente sobre el uso de la fuerza de la policía hongkonesa.

Ocuparon una plaza en el centro financiero para exigir reformas políticas mientras los residentes del territorio semiautónomo chino se preparan para más movilizaciones antigubernamentales.
Los inconformes corearon lemas como «Liberen Hong Kong» y «La revolución de nuestro tiempo y pidieron la renuncia de la jefa ejecutiva, Carrie Lam.

La excolonia británica es escenario desde junio de manifestaciones, que en ocasiones se tornaron violentas, contra un proyecto de ley que pretende autorizar las extradiciones hacia la China continental.
Para el viernes, los partidarios del movimiento planean formar cadenas humanas inspiradas en las que se formaron hace 30 años en los países bálticos, donde estonios, letonios y lituanos se juntaron para denunciar la pérdida de su independencia bajo la extinta Unión Soviética.
Con información y foto de AP

Compartir

Comentarios