En el reporte “Conjunto de datos relativo a la proporción del ingreso laboral y su distribución” de la Organización Internacional del Trabajo, se dio a conocer que el 10 por ciento de la población de trabajadores en el mundo percibe el 48.9 por ciento de la remuneración mundial y los empleados de salarios más bajos perciben sólo el 6.4 por ciento.

En contraste, la organización indicó que para que el 10 por ciento de los empleados más pobres ganaran los mismo que el 10 por ciento más rico en un año, tendrían que trabajar tres siglos.

En el informe se detalla que cerca de 650 millones de personas, perciben menos del 1.0 por ciento del ingreso laboral mundial, lo que demuestra que el ingreso nacional disminuyó del 53.7 por ciento en 2004 a 51.4 por ciento en 2017.

El jefe de la Unidad de producción y análisis de datos de la OIT, Steven Kapsos, alertó que prácticamente, los salarios más altos están asociados con pérdidas para los demás salarios.

Entre los datos, se demostró que el 60 por ciento de los trabajadores a nivel medio, tuvo un descenso de 44.8 por ciento en 2004 a 43 por ciento en 2017.

Los países donde hubo un aumento en el salario más alto, según el informe, fueron: Alemania, Indonesia, Italia, Pakistán, Reino Unido y Estados Unidos, mientras que en los países más pobres se registra una mayor desigualdad en los salarios más altos.

El salario promedio de los trabajadores en la mitad inferior es de apenas 198 dólares mensuales, a nivel mundial. En la mayor parte del mundo los trabajadores tienen un salario bajo que en muchos casos no es suficiente para vivir.

Redacción: Radio Centro Noticias

Foto: Twitter

Comentarios