Una semana después que se diera a conocer la foto de Óscar Martínez y su hija Angie Valeria Martínez Ávalos, de 23 meses de edad, quienes murieron ahogados en aguas del río Bravo al tratar de cruzar a Estados, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele,  asumió la responsabilidad de lo ocurrido.
En entrevista con la BBC dijo: «Podemos culpar a cualquier otro país, ¿pero y qué de nuestra culpa? ¿De qué país huyeron? ¿Huyeron de Estados Unidos? Huyeron de El Salvador, huyeron de nuestro país. Es nuestra culpa».
Argumentó que la gente huye de sus hogares porque no tienen trabajo, están amenazados por las pandillas y porque no tienen servicios básicos como agua, educación, salud.
Asimismo, el presidente salvadoreño condenó el trato que se les da a los migrantes en Estados Unidos y México y reiteró que se enfocará en hacer de El Salvador un mejor país, para que nadie tenga que migrar.
Redacción: Radio Centro Noticias
Foto: AP

Comentarios