La vicepresidenta de la Cámara de Diputados admitió que el juez que lleva el caso de Rosario Robles es su sobrino, hijo de su hermana Guadalupe.
Aclaró que los casos se le han asignado al azar y que «es un funcionario honesto, quien llegó a su cargo por méritos propios. Tiene una carrera limpia y como se ha demostrado en otros casos, no recibe ni acepta consignas».
Dolores Padierna precisó que su sobrino, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, únicamente es un juez de vinculación a proceso, pero no le corresponde juzgar ni sentenciar a los imputados.
En lo que se refiere a lo personal, manifestó que respetan los ámbitos de trabajo de cada uno y no mezclan sus asuntos.
La diputada por Morena manifestó en la carta que «nos une el respeto a la justicia y el amor a México. A él no se le puede descalificar a priori por sus apellidos, sino que se le debe valorar por su trabajo».
Minutos antes, al salir de una reunión en el Senado, la ex perredista de plano huyó de los medios de comunicación, para evitar aclarar si el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, quien también revisa el caso contra el ex director de Pemex, Emilio Lozoya, es o no sobrino político de su marido, René Bejarano.
Con información de Yadira Rodríguez
Redacción Radio Centro
Foto: Facebook Gestion Academica

Comentarios