El Comisionado interino de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), John Sanders, anunció que dejará su cargo el 5 de julio, en medio de numerosas denuncias de condiciones inhumanas en un centro de procesamiento de menores.

Lo anterior, después de que se denunciara que más de 100 niños migrantes fueron alojados en una estación de la Patrulla Fronteriza en Clint, Texas, sin acceso a duchas, ropa limpia, o suficiente comida.

El Gobierno sacó a la mayoría de los menores no acompañados que se encontraban en el centro de procesamiento, tras los reportes sobre las malas condiciones de salubridad.
Según la legisladora Verónica Escobar, de los más de 300 menores que estaban recluidos en la instalación, solo 30 quedaban el lunes y el resto fueron reubicados en albergues de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados.

Sanders pidió hace poco al Congreso, aprobar 4 mil 500 millones de dólares en fondos humanitarios, y se dijo profundamente impactado por la muerte de niños migrantes en la frontera.

Lideró la Agencia desde que el presidente Trump eligió al ex Comisionado de Aduanas y Protección de Fronteras, Kevin McAleenan, para reemplazar a Kirstjen Nielsen en la Secretaría de Seguridad Nacional.
 

Redacción Radio Centro Noticias

Foto: AP

Compartir

Comentarios